mayo 23, 2016

En defensa de los fanfics



Fanfiction. Un término que muchos temen, otros odian, un par se beneficia de él y en el que algunos viven. Y otros tantos pobres confundidos que no saben de lo que hablamos. Haciendo a un lado las nociones básicas que tenemos sobre los fanfics, ¿entendemos realmente lo que significan e implican?

Algo muy curioso es que las personas creen que este es un término relativamente moderno, cuando en realidad hay pruebas de su uso por allá en 1939. No manejaba la definición que tenemos ahora de los fanfics (se refería a un género amateur de ciencia ficción), ya que la definición actual viene de los años sesenta. ¿Cómo llegamos a eso? Debemos agradecer a los fans de Star Trek. Por aquel entonces (sin internet), los fans conectaban y se conocían a través de fanzines, revistas que ellos mismos editaban y luego mandaban por correo a cambio de una pequeña cuota de recuperación. Una de esas fanzines, Spockanalia, publicó los primeros fanfics basados en los personajes de la popular serie (adivinen quiénes eran los protagonistas y cuál era el meollo de la trama, ja). Todo esto me recuerda una presentación que hice durante la universidad. No pregunten.
Lo que nos lleva, finalmente, a la definición actual de fanfiction:
Se trata de un trabajo realizado por personas externas a la creación de una historia que extienden el universo donde viven los personajes. Antes podíamos separar todos estos trabajos en fanfics, fanart, fansub, fandub, fanmix y más. Pero para no confundirnos tanto, por ahora diremos que todo eso es fanfiction.
En este mundo de fans hay un montón de géneros, como los crossovers, donde se unen dos mundos distintos (una historia de Harry Potter con Crepúsculo), AU o universos alternativos (donde los personajes en Crepúsculo no son vampiros) y otros más bizarros en los que no nos vamos a meter. Esto es solo para que estemos en la misma página. Pero si quieren saber más, solo recuerden la Regla 34 del internet (la cual no recomiendo googlear).

A partir de aquí es donde empiezan los dilemas y los debates. ¿Amor u odio hacia los fanfics?
Desde mi punto de vista, hay muchas cosas buenas que salen de los fanfics y el fandom en general:

¡Poder a los fans! Por años las productoras, editoriales y el mundo en general siempre han tratado a los fans como loquitos corriendo en círculos alrededor de un altar dedicado a una serie o película. Y quizás esa imagen la tomaron de nuestros fines de semana de ocio... Desde que los fanfics se hicieron populares, todas esas personas con dinero y poder, tuvieron que voltear a vernos con más seriedad. Cuando esos fanfics y demás trabajos realizados por fans se volvieron populares, les mandó una señal a los señores de dinero, diciéndoles qué es lo que queremos y cómo lo queremos. Nos hacen gastar más dinero y tiempo en ellos, pero bien que nos encanta. Piensen en series como Shadowhunters. Nunca antes había sucedido que la película que le antecedió fuera mala con "m" de "morsa", los productores leyeran un par de historias en internet y luego volvieran a tomar la idea para convertirla en serie. Y no solo eso, convirtieron la saga de Cazadores de Sombras en un fanfic hecho con dinero y en la pantalla chica. Ahora el mundo sabe y reconoce que los fans no solo nos vamos a sentar y consumir lo que nos pongan en frente. Queremos participar. Queremos crear. Queremos extender esas historias. ¿La mejor parte? No vamos a esperar a que nos den permiso para hacerlo.
Plataforma creadora de comunidades. Así como nos divertimos en el mundo bloguero leyendo, escribiendo, comentando y haciendo amigos, también así es como se crean comunidades. Comunidades con personas que se entienden entre ellas luego de buscar alguien que los aceptara tal cual son. Ahora imaginen a cientos de miles de personas que aman las historias, que aman escribir, que aman contar historias, pero nadie con quien compartir todo eso. Las plataformas creadas después para compartir fanfics crearon una de las comunidades más grandes de internet. ¿No me creen? Intenten contar las historias que hay en fanfictions.net o las de Wattpad. ¡Buena suerte! Estas comunidades han unido cientos de miles de personas alrededor del mundo con algo tan "simple" como una historia sobre personajes entrañables.
Mejor ejercicio que correr al medio día. Pero no si hablamos de ejercicio físico, me refiero a la práctica que se adquiere como escritor. Y es algo que los mismos escritores recomiendan. Cuando tienes el sueño de escribir y compartir tus propias historias, los fanfics te permiten experimentar con libertad sobre el manejo de la narrativa, crear tu propio estilo, jugar con los personajes, etcétera. Es una opción sencilla para ejercitar tu pluma y luego convertirte en el escritor en el que siempre soñaste.
¡Es divertido! Bueno, la mayoría de las veces. Y adictivo también. Encuentras tantas historias para llenar los huecos que dejan las series, películas o libros, que es reconfortante. Pero también es doloroso, como cuando comenzó el fanfic Dalton Academy y nunca ha sido terminado luego de años.. y años... y más años... (No pierdo la esperanza de que algún día lo terminen). Pero sí, es divertido a veces. Y muy extraño. Como cuando encuentras fanfics sobre Tetris. Y toda un masa de fanfics eróticos sobre Harry Potter. Y otros tantos que te hacen dudar de la estabilidad psicológica de muchas personas... pero es divvertido. Es como cuando comienzas a ver videos en YouTube sobre algo que realmente te interesaba, pero cinco horas después te encuentras con videos sobre gatitos sin saber cómo llegaste ahí. ¿Ven? Divertido.
Regla 34, ¿recuerdan?
Por otro lado, muy, muy lejos de este mundo de unicornios y arcoiris, también nos encontramos con todo lo que le critican a los fanfics. Pero dejaremos eso para otra entrada, aprovechando, me dejan sus comentarios sobre lo que piensan sobre los fanfics. ¿Los aman? ¿Los odian? ¿Los amodian? ¿Cuál ha sido su experiencia con los fanfics? ¿Cuál es su fanfic favorito? Tell me more, tell me more!

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Muy divertida la entrada >.<. Como ya lo has señalado, los fanfics no son algo moderno; incluso antes del siglo pasado se daba *piensa en La Eneida como fanfic de la Odisea...oh, y en La Celestina como fanfic de Pamphilus de amore*.
    Hace tiempo que no leo ninguno pero me encantan, creo que son una manera extraordinaria de expresar el amor, admiración o apego por cierta historia/personaje. Larga vida a los fanfics.
    Un beso :)

    ResponderEliminar

Hola, querido unicornio lector.
Este es un espacio para la libre expresión, nunca temas expresar lo que piensas. Una regla: aquí se prohibe el spam. :)
¡Felices lecturas y gracias por dejarme tu opinión!

 
Libros entre mundos. Design by Marloz