abril 30, 2014

Got a secret, can you keep it? Swear this one you'll save (Reseña: El secreto de mi marido)


El secreto de mi marido - Liane Moriarty
448 páginas | Suma de letras
★★★
Imagina que tu marido te hubiera escrito una carta para que la abrieras después de su muerte. Imagina también que la carta contuviera su secreto más oscuro y mejor guardado, capaz de destruir vuestra vida juntos y también vidas ajenas. Imagina, entonces, que encontraras la carta mientras tu marido todavía estuviera en plenitud de facultades...
Cecilia Fitzpatrick lo tiene todo: lleva un negocio boyante, es un bastión de su pequeña comunidad y una esposa y madre abnegada. Su vida está tan ordenada e inmaculada como su hogar. Pero esa carta está a punto de echarlo todo por tierra, y no solo para ella: Rachel y Tess, que apenas la conocen ni se conocen entre sí, también van a sufrir las devastadoras repercusiones del secreto de su marido.
[Veinte puntos para Ravenclaw a quien me diga de dónde es el título de la reseña.]

A veces no hay nada más emocionante que los libros con historias encubiertas. Suma de letras le ha hecho mucha publicidad a esta novela, todo de una forma muy misteriosa. Vaya que saben guardar secretos y generar expectación. Lo que me convenció a leer el libro que lo intrigante de la sinopsis; es casi imposible que no te atrape, simplemente necesitamos saber más que eso. Con todo y que únicamente te cuenta un tercio de la verdadera historia. O menos.

Nuestra novela es protagonizada por tres mujeres, Cecilia, Rachel y Tess, cada una con su vida, su familia y sus secretos. Cada una ajena al hecho de que sus historias deberán cruzarse en algún punto de la línea del tiempo. La narración tiene el ritmo ideal que únicamente nos hace ponernos nerviosos esperando a que la bola caiga y finalmente descubramos qué está sucediendo. Lo digo porque al inicio no para de temblar esperando lo peor, y vaya que llegó.

Todo comienza con Cecilia, una madre de tres niñas, felizmente casada, vendedora estrella e inigualable de Tupperware, voluntaria de primera en cualquier asunto concerniente a la escuela de sus hijas o de su comunidad. Una mujer realizada, según su propio estándar, que siempre se encuentra al mando y que nunca se despeina. Su vida parece tranquila y perfecta hasta que un día, por mero accidente, encuentra un trozo de papel que podría poner de cabeza su mundo: una carta escrita por su marido que reza «No abrir hasta después de mi muerte». Así, Cecilia se enfrasca en un conflicto moral, primero porque no sabe cómo reaccionar a la carta, y segundo, porque tendrá que decidir cómo lidiar con el oscuro secreto que guarda. ¿Qué hará con ella?

Por otro lado tenemos a Rachel, la secretaria de la escuela a donde asisten las hijas de Cecilia, una señora de edad que ha pasado buena parte de su vida aislada y deprimida por un incidente que ninguna madre logra superar. A pesar de todo ha seguido con su vida, hasta que ahora el destino amenaza con arrebatarle a una de las personas que más ama en el mundo. ¿Y qué creen? Sí, ella también guarda un secreto con el que no ha podido vivir tranquila desde aquel "incidente". Aunque más que secreto es un rencor y resentimiento profundos.

Finalmente nos encontramos con Tess. al contrario de Rachel y Cecilia, ella no tienen ningún secreto sino que le toca descubrir uno. Y uno grande. Entre ese y el de Cecilia no sé a cuál irle.

Como dije, las historias de estas tres mujeres están ligadas de una forma en la que ninguna imagina. Es muy difícil continuar explicando este libro sin darles spoilers o revelar demasiado. La novela nos envuelve en un aire de misterio dentro de un contexto de lo más ordinario. Las situaciones se sienten cercanas y comunes, tanto que no dudarías en creer que puede sucederle a tu vecino. O casi, porque llega un punto en que ya parece mera exageración.

La narración es muy amigable y dinámica. No se siente apresurada ni muy lenta. Es un libro que se lee rápido. Lo que me trabó la lectura es que tiene algunas inconsistencias que al menos a mí me molestaron mucho, como tazas que aparecen y desaparecen como por arte de magia. También encontré algunas erratas, sobre todo en los diálogos, pero como trabajo como correctora en una editorial, quizás el chip en mi cerebro ya encuentra los errores de forma instantánea. Mi problema real con este libro es que ya cerca del final se volvió predecible, además de la falta de evolución en los personajes, se quedan planos. Lástima decirlo, pero esto es lo que puede más fácil puede hace caer un libro con gran potencial.

La revelación de la carta fue algo que no me esperaba, me sorprendió mucho y casi aviento el libro al aire de no haber estado en el camión. Tenía una vaga idea e iba formando mis teorías sobre la manera en la que se desarrollaría la trama, pero parece que en eso me quedé lejos. Espero que les suceda como a mí, no lo vean venir y terminen con tremenda cara de what.
El secreto de mi marido es un libro en donde quizás no brillen sus personajes por la profundidad y complejidad que tengan, pero que nos dejará pensando en la relación que mantenemos con aquellos que están a nuestro alrededor, no únicamente nuestra pareja. ¿Qué tanto creemos que los conocemos? ¿Se puede llegar a conocer completamente a una persona? Más aun, ¿podemos llegar a conocernos a nosotros mismos?

Muchas gracias a Suma de letras por el ejemplar. :)
Goodreads | Book Depository

2 comentarios:

  1. Vaya, triste saber lo de que pierde potencial al final, y de que cuenta un tercio de la verdadera historia, pero además de que ya lo tengo, me sigue dando mucha curiosidad ese secreto, así que ya veré (es mi siguiente lectura).
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enserio que sí. Todo iba muy bien, pero el final lo adiviné con un par de capítulos de antelación. Eso le quita la emoción y deja un sabor amargo. Lo que cuenta un tercio de la historia es la sinopsis, no me vayas a creer que el libro. :O
      Esperaré con ansias locas a que lo leas para saber qué te parece. :)
      ¡Un saludo!

      Eliminar

Hola, querido unicornio lector.
Este es un espacio para la libre expresión, nunca temas expresar lo que piensas. Una regla: aquí se prohibe el spam. :)
¡Felices lecturas y gracias por dejarme tu opinión!

 
Libros entre mundos. Design by Marloz