abril 26, 2016

Top Ten Tuesday: Dichas lectoras

top-ten-tuesday-librosentremundos

Vivir como lector nos permite experimentar cientos de cosas. Pasamos por todo un huracán de emociones, compartimos opiniones, nos suceden toda clase de problemas, encontramos trolls que disfrutan de spoilear al prójimo y autores ofendidos por que no pienses igual que ellos. Pero entre tanto y tanto desbarajuste, también hay muchas cosas que nos dan extrema felicidad.

El Top Ten Tuesday de hoy es, en mi caso, una celebración de todas las dichas que nos ha traído la lectura y cómo la vida se pinta de rosa al entrar a este mundo lleno de historias.

1. Conocer gente igual a ti. No que piensen igual, sino que se emocionen de tal manera que les apasiona discutir sobre un libro por horas. Antes de abrir el blog sufría mucho, pues nadie a mi alrededor entendía la experiencia lectora que vivía, ni sentía ganas de discutir sobre los temas que tocaban los libros que disfrutaba. El convertirme en ávida lectora (y bloguera después), me abrió el mundo a un montón de grupos de personas que buscaban lo mismo que yo: compartir sus experiencias. Pico de años después, ahora encuentro un grupo de lectura en mi ciudad, me reúno con amigos en ferias de libros y participo en actividades de promoción de lectura. Todo porque encontré más gente como yo.
Yo buscando personas a las que les guste leer y compartir opiniones: descripción gráfica

 2. Un librero empolvado. Me da más que flojera estar limpiando el librero cada semana (porque mi recámara es muy polvosa), pero cada que lo veo, gordito, bonito y lleno de libros, siento que se me hincha el corazón. He recolectado libros e historias por años y ver cómo crece mi colección con el paso del tiempo es algo que me pone muy feliz.
3. Que me regresen un libro prestado y me digan que les ha encantado. Sí, yo soy de ese (al parecer) pequeño porcentaje de personas que presta sus libros como si no pasara nada. Me encanta hacerlo. A mi parecer, la lectura se hizo para compartirse y dado que no todos tenemos las mismas oportunidades para conseguir libros, ¿qué mejor que prestarlos? En el trabajo creo que ya me ven como biblioteca ambulante. Ya pasé Heima es hogar en islandés por la mitad de mi área, ahora intento hacer que lean Yo antes de ti y sigamos sufriendo todos juntos. Me causa gran satisfacción prestarles mis libros y me lo regresen con una sonrisa en el rostro y un "te odio por destruirme la vida". Porque así de románticas son mis compañeras de trabajo. ¡Pero me encanta!

4. Encontrar "tesoros" en libros prestados o viejitos. No sé si a ustedes les pase, pero cuando compro un libro usado y me encuentro una postal de hace diez años, me fascina. Es como  meterte de lleno en los zapatos de la persona que tuvo el libro antes de ti. Son pequeños detalles que enamoran. También me ha pasado que cuando presto un libro me lo regresan con un marcapáginas dentro o alguna nota, ¡lo adoro!

5. Sagas publicadas con el mismo formato. Y se convirtió en una dicha porque, por alguna razón que solo Jaime Maussan sabe, de repente les da por dejar de publicar sagas faltando un volúmen para terminarla. Tú sabes quién INSERTE AQUÍ EDITORIALES eres. Y ya que nos damos de santos cuando completan la saga, es un verdadero placer que lo hagan con el mismo tamaño, formato y estilo de portadas. ¡A mi librero no le gusta verse disparejo, señores!


Y esas son las cinco dichas lectoras más grandes en mi vida. Este día no llegaremos al diez porque creo que estas resumen perfectamente mi vida lectora. ¿Qué otra agregarían ustedes? ¿Qué es algo que los hace felices como perdices?

0 patronus conjurados:

Publicar un comentario

Hola, querido unicornio viajero entre mundos.
Este es un espacio para la libre expresión, nunca temas expresar lo que piensas. Una regla: aquí se prohibe el spam. :)
¡Felices lecturas y gracias por dejarme tu opinión!

 
Libros entre mundos. Design by Marloz