julio 02, 2015

En el espacio, nadie te puede oir gritar (Reseña: Darlah. 172 horas en la luna)



Darlah. 172 horas en la luna - Johan Harstad
416 páginas | Ediciones Castillo
★★
La NASA organiza un concurso para que tres adolescentes viajen a la Luna. Los ganadores son Mia, Midori y Antoine, y estarán acompañados por un grupo de experimentados astronautas. Al llegar a su destino, los personajes de esta historia se convierten en presa de sucesos inexplicables que impedirán su retorno a la Tierra.
Una historia que nos hará cuestionarnos si realmente estamos solos en el universo.


Desde el inicio de los tiempos se reconoce al ser humano como un ente curioso. Tal curiosidad lo ha llevado a explorar lo que parecía imposible y llegar a lugares inimaginables, como alcanzar la luna. Hasta hoy se han llevado a cabo diferentes misiones espaciales para explorar nuestro satélite natural, aparentemente todas exitosas y sin incidentes. O eso nos han dejado creer.

Estamos en el 2018 y la NASA ha decidido enviar una nueva misión de investigación a la Luna, pero luego del tiempo transcurrido desde la última, la agencia espacial tiene muchos detractores y deberá encontrar una alternativa para fondear el nuevo viaje que planea. Es así como las cabezas superiores proponen un plan "b": llevar adolescentes a la Luna. ¡Imagínense! Es el plan publicitario perfecto: tendrían el apoyo monetario asegurado, la cobertura noticiosa del mundo entero  y la atención de las nuevas generaciones. ¿Qué podría salir mal?

Así pues, idean un plan para llevar a cabo sus planes: de entre todos los adolescentes del planeta, tres serán los afortunados que acompañarán a un grupo de astronautas profesionales. Crean una especie de tómbola-concurso donde los chicos podrán inscribirse y, con un poco de suerte, ser los elegidos para la misión e ir a la Luna luego de recibir entrenamiento básico de supervivencia astronautil. De entre los miles de millones de inscripciones, Midori, Antoine y Mia resultan los afortunados ganadores, cada uno representando a sus países, Japón, Francia y Noruega, respectivamente. Así, los tres adolescentes se embarcan en la que promete ser la aventura de sus vidas.

Pero oh, sorpresa, que cuando llegan a la base lunar Darlah 2, extraños sucesos comienzan a ocurrir y poco a poco la Luna se apodera de las mentes de los astronautas y los adolescentes, hasta tenerlos al borde de la locura e incredulidad mientras decida qué hacer con ellos. Nuestros personajes buscarán salir con vida de aquella en la que se metieron. ¿Cuántos y cuáles secretos esconde la Luna?

Vale, ya, que a primera instancia la historia suena genial y no puedes evitar sentirte atraído ante tal nivel de misterio y explicaciones creepys. Pero he de confesar, con temor a ser apedreada, que me ha dejado más muerta que el cadáver de Shakespeare. Y en todo el mal sentido de la palabra, pues no hubo poder humano que me ayudara a sobrevivir tal masacre a mis neuronas. Pero antes de que me crucifiquen, dejen explicarme...

No es un mal libro, porque estoy segura que tantos buenos comentarios y reseñas no son de gratis, pero no es un libro que haya disfrutado de forma particular. Sí, la premisa es excelente y al principio iba encantada a leerlo, pero conforme pasaba las páginas se volvía tedioso y aburrido. La mejor comparación en la que he podido pensar al respecto es que es como una de esas películas de terror japonesas, con excesivo drama, sin explicaciones y rozando lo ridículo.

Un punto a favor que le pongo es que no se mide en las palabras. Las cosas pasan tal cual deberían y el autor no te ahorra ningún detalle crudo. Las meras descripciones son suficientes para provocarte ligeros escalofríos de vez en cuando, pero no se mantiene un ritmo constante, así que conmigo, al menos, no logró su cometido y terminó por enfadarme.

Tampoco conoces a los personajes. Sabes sus nombres y más o menos entiendes cómo son porque son adolescentes y ya hemos pasado por esa etapa (algunos de ustedes están en esa etapa), pero no hay un desarrollo ni profundización al respecto.

Otro punto menos es por lo desaprovechados que están algunos recursos de la historia, como la capacitación de los chicos antes de partir a la Luna. Va, que si hubiera profundizado en eso aunque fuera un par de capítulos no tendría queja sobre lo mal hechos que se sienten los personajes. Si hubiéramos sido partícipes de esa experiencia entenderíamos la unión de Midori, Mia y Antoine, sobre todo de estos dos últimos, a quienes de la nada ya vemos envueltos en un romance que parece insta-love, pero del que no podemos decir nada porque hay muchos huecos en la historia intermedia.

Y esa es, justamente, mi mayor queja: no hay detalles sobre los porqués en la historia. Todo está lleno de huecos y falto de explicaciones. Al final el recurso de usar a los doppelgangers ya hasta se siente sacado de la manga porque no hay anticipación a ello. Como ya les dije, seguro que hay personas fascinadas por el libro, pero por ahora yo no compro la idea. Me parece una genial historia mal ejecutada.

Goodreads


¿Ustedes ya lo leyeron? ¿Qué les pareció, en qué concuerdan o están en desacuerdo conmigo?




3 comentarios:

  1. La sinopsis no se ve tan mal pero no me llama la atención por completo, creo que po el momento no lo veo a leer por que me estrenaría si no me dan respuestas... y con eso de que no soy una exagerada para esas cosas... mejor no.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Lo voy a anotar, para cuando me apetezxa algo de este estilo.
    Buena reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  3. Hola, por la sinopsis parece interesante, pero mi lista es ya interminable y no creo que lo lea, así que lo dejo pasar, de todas formas muchas gracias por la tan reseña.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Hola, querido unicornio viajero entre mundos.
Este es un espacio para la libre expresión, nunca temas expresar lo que piensas. Una regla: aquí se prohibe el spam. :)
¡Felices lecturas y gracias por dejarme tu opinión!

 
Libros entre mundos. Design by Marloz