marzo 12, 2014

El amargo final antes del gran final (Reseña: Deuda de espíritu)


Deuda de espíritu - Richelle Mead
Saga: Vampire Academy #5
512 páginas | Editorial Alfaguara
★★☆
Tras un largo y arduo viaje a la ciudad natal de Dimitri en Siberia, Rose Hathaway regresa por fin a la Academia St. Vladimir. Allí retomará su vida como estudiante y volverá a ver a su mejor amiga, Lissa. La graduación se acerca y las chicas no pueden esperar a que su vida real comience más allá de las puertas de hierro que cierran la academia.
Pero, pese a las nuevas ilusiones, el corazón de Rose todavía sufre por Dimitri; ella sabe que sigue ahí, cerca, en alguna parte. Rose falló la primera vez que tuvo la oportunidad de matarlo y sus peores miedos están a punto de hacerse realidad. Dimitri ha probado su sangre y tratará por todos los medios de dar caza a Rose. No parará hasta que ella se una a él... para siempre.
Al alcanzar este punto en una saga, después de todos los giros (aparentemente) habidos y por haber en las entregas anteriores, esperaba "el final antes del gran final". Una tumba fantástica que precediera el gran desenlace. Por un lado, creo que conseguí apenas un atisbo del mismo, pero no dejo de sentirme intranquila y decepcionada. Si he de decir la verdad, éste es el libro que menos me ha gustado de Vampire Academy. Antes de que se lancen sobre mí con antorchas y lanzan, permítanme explicarme.

En una esquina, tenemos a una Rose mucho más madura y reflexiva en cuanto a organizar planes, escapadas y sus consecuencias (thank god). En la esquina contraria, no suelta su encaprichamiento (que para mí eso es, al más puro estilo Romeo y Julieta, y miren que no trago a ese par) con Dimitri, cosa de la cual ya estoy cansada. Y pueden arremeter contra mí con argumentos de "amor verdadero", pero tanta insistencia de Rose con todo y sabiendo que Dimka jamás volverá a ser igual al de antes es cansado. Vamos, que si lo hace por puro egoísmo (una teoría), ya tiene dieciocho años, como para actuar como adulto ante eso. Cada una de las expresiones de Dimitri durante Deuda de espíritu hacían que él fuera menos y menos como sí mismo. Desde el libro anterior, dejó de ser el Dimitri del que me enganché y no logra redimirse, solo va cavando tumba (perdonen el chiste). Por otro lado, un personaje que destacó mucho fue Adrián. En él veo más tangible su madurez y crecimiento.

El desarrollo de la historia nos lleva brincando de un lado a otro entre los planes de Rose para traer a Dimitri de regreso (literal y figurativamente). De repente todo se volvió muy... "Disney": cuando salía de aprietos sin que nadie lo sospechada, cuando todo el mundo parecía querer ayudarle. Va, que las cosas parecieron demasiado sencillas y los tropiezos con los que se topaba la llevaban a una fuente de monedas al final del arcoiris donde seguía triunfando. Y así logra su cometido. Todavía no me creo lo de la santa intervención de Lissa, pero bueno.

La aparición de un par de giros y sorpresas (sobre todo en los últimos capítulos), me pareció un tanto... raro (¿increíble?). Sentí como si Mead hubiera metido con calzador problemas del siguiente libro a la trama pero que me saltaron como oportunistas. ¿Enserio TODO eso sucedió?

Algo que lo levantó fue toda la política en este mundo paranormal. A través de Rose, por fin tienen voz algunas de mis inquietudes. Sin solución, pero ya están en la bandeja. De la reina Tatiana aún no sé qué pensar; es uno de esos personajes de los cuales descubriremos su verdadera intención hasta el final final.

Una entrega llena de acción (enserio, un montón), drama, romances imposibles y dolorosos. Quizás agradó a muchos, pero para mí no sobresale. Tanta sencillez en la resolución de los conflictos lo hizo demasiado predecible y un tanto aburrido. Que Mead tiene una pluma que engancha y te obliga a seguir leyendo, eso no se lo discuto a nadie. Ahora a devorar ese final y dar resolución a tantos misterios.


Saga Vampire Academy:

2 comentarios:

  1. Ay, no se... Estoy de acuerdo con muchas de las que dices, algunas cosa parecen metidas con calzador, pero la verdad es que a mi sí que me gustó tanto como los otros... Estoy completamente enamorada de esta saga, no veo nada malo en ella jajaja Pero puede que mi opinión no sea muy objetiva por eso mismo. Si quieres pásate a ver la reseña que hice yo en mi blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues como dicen, en libros se rompen géneros (¿o cómo era?). Me parece de lo más interesante conoces el punto de vista de otras personas sobre los mimos libros. Como esto, que a ti te haya encantado, pero a mí... pues no tanto.
      Claro que me pasó por tu reseña.
      ¡Un abrazo!

      Eliminar

Hola, querido unicornio viajero entre mundos.
Este es un espacio para la libre expresión, nunca temas expresar lo que piensas. Una regla: aquí se prohibe el spam. :)
¡Felices lecturas y gracias por dejarme tu opinión!

 
Libros entre mundos. Design by Marloz